20 de noviembre de 2012

9 rosas muy especiales

La semana pasada me hicieron un encargo algo especial. Al principio no sabía para lo que era, ya que fue David el que me dijo lo del encargo, tan sólo sabía que tenían que ser de vainilla, todas iguales y con forma de rosa. Al par de días, la amiga que nos las había encargado me llamó, habló conmigo y me dijo que uno de los chicos del grupo había venido a Tenerife (vive en Barcelona) y ¡que va a ser papá!
Yo estaba en Santa Cruz con mi madre buscando una tienda donde comprar algunos cortadores de galletas, y mientras caminaba mi cerebro ya iba maquinando como haría dichas rosas.

Me entusiasmé con la idea de que fuesen blancas y rosadas, pero no se por qué dije "no, no puedo hacerlas ni rosas ni azules, aún no sabemos el sexo del bebé" (no sabemos que tendrá que ver porque al fin y al cabo las cupcakes eran para la madre, pero que le vamos a hacer se me metió en el moño que no podía ser así). Al final terminé optando por un verde muy suave y amarillo, que suelen ser los colores neutros para los bebés, y claro está, el fondo blanco, que indica la pureza con la que los bebés vienen al mundo...




Espero que las hayan disfrutado y...

 


¡¡Muchas felicidades Maxi!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario