10 de noviembre de 2012

Tarta de manzana y canela (paso a paso)

Esta tarta se puede decir que es sencilla pero que a su vez lleva bastante tiempo, así que si tenéis algo que hacer en las próximas horas, olvídense de esta receta y vayan a por otra.
Desde hace unos días decidí que iba a hacer tarta de manzana, así que le eché el ojo a la receta de un libro que tengo por aquí, pero no me terminó de convencer (cosa rara en mi...como ya saben los que me conocen bien), así que me decidí a buscar por internet y, entre una cosa y otra, terminé con una fusión de varias recetas (otra cosa rara en mi, jajaja).
No me lío más que esta receta lleva su tiempo:



Para la masa:
- 200 gr harina normal
- 2 huevos
- 30 gr azúcar
- 100 gr mantequilla
- 1 pizca de sal

Para el relleno:
* Crema pastelera:
   - 2 huevos
   - 150 gr azúcar
   - 80 gr harina
   - 1/2 litro de leche
   - Vainilla (opcional)
   - Cáscara de un limón (opcional)
   - 1 ramita de canela (opcional)
* Compota de manzana:
   - 6 manzanas
   - 100 gr azúcar morena
   - 100 gr de almendra molida (opcional)
   - 1 cucharadita de canela (si te gusta mucho la canela puedes echarle 2 cucharaditas)
   - Agua (el culín de un vaso)
  
Para la decoración: 
- 2 manzanas (aprox.) en láminas

Elaboración:

 -Masa:

 Separamos la clara de uno de los huevos y reservamos. Mezclamos la sal, el azúcar y la harina, hacemos un pequeño hueco en el centro donde pondremos la mantequilla partida en trozos (si está temperatura ambiente será más fácil de amasar) y la yema más el otro huevo entero. Amasamos bien todo, si tenemos amasadora nos ahorrará trabajo y si no pues manos a la masa. Cuando terminemos de amasar haremos una bola, la envolveremos en papel film y la dejaremos en la nevera una hora.










-Crema pastelera:

Ponemos los huevos en un bol y los batimos bien. Les añadimos el azúcar y removémos hasta que se integre con los huevos. Incorporamos la harina y seguimos batiendo hasta que se forme una mezcla homogénea. Añadimos la mitad de la leche y removemos hasta que quede todo bien integrado, añadimos el resto de la leche y volvemos a mezclar. Llevamos la mezcla a una cacerola que pondremos a fuego medio-suave (le añadimos la vainilla, el limón y la canela si se desea), seguimos removiéndo, cuando la mezcla espese apagamos el fuego(sacamos la vainilla, limón o canela si se lo hemos añadido)  y dejamos enfriar.

-Compota de manzana y canela: 



Pelamos las manzanas y las cortamos en trocitos pequeños dentro de una cacerola, añadimos el azúcar y el agua. Lo ponemos a fuego suave y vamos removiendo de vez en cuando hasta conseguir que las manzanas se chafen.

Cuando consigamos la textura deseada las pasamos por un colador (con una cacerola debajo) para que suelten el jugo, lo reservamos.
A las manzanas chafadas les añadimos la canela y las almendras (si han decidido echarle), removemos bien y dejamos enfriar.


-Montamos la tarta:




Sacamos la masa de la nevera y la estiramos con el rodillo, nos ayudamos de papel film y/o vegetal para que no se nos pegue.











 Engrasamos el molde para que no se nos pegue









Colocamos la masa en el molde, nos podemos ayudar con el papel que hemos utilizado para evitar que se pegue la masa al estirarla








Con los dedos vamos fijando la masa al molde. Quitamos los restos sobrantes de los bordes, si quedó algún hueco por los laterales los rellenamos con esta masa sobrante





Ponemos papel vegetal sobre la masa y encima le ponemos peso para que la masa no suba (yo le puse garbanzos, que es lo más común). Horneamos durante 15 minutos a 180º (el horno debe estar precalentado). En este ratito aproveché para pelar y laminar las manzanas de decoración









Sacamos del horno y pintamos con la clara de huevo, ligeramente batida, que habíamos reservado al hacer la masa










Después de pintar con la clara de huevo, rellenamos con la crema pastelera (debe estar fría)













Encima de la crema pastelera extendemos la compota de manzana y canela que habíamos reservado








 Decoramos con las manzanas laminadas, unas superpuestas sobre otras, y metemos al horno durante otros 45 minutos aprox.








Unos 5 minutos antes de sacar la tarta del horno, ponemos al fuego el jugo que habíamos colado y reservado al hacer la compota de manzana, dejamos que hierva. Sacamos la tarta del horno y pintamos con el jugo para que quede brillante. Dejamos enfriar unos 5 minutos












Con la punta de un cuchillo despegamos los bordes del molde y desmoldamos con la ayuda de un plato o bandeja, dejamos que se enfríe bien y ... ¡que aproveche!







Consejos:

- Podéis hacer primero el relleno de la tarta para que se enfríen bien antes de montarla.
- Cuanto más fría esté mejor, así que si podemos tenerla en la nevera antes de consumirla le irá genial.
- Utilizar mantequilla a temperatura ambiente.

¡¡Nos vemos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario