21 de marzo de 2013

Tarta Sacher

Esta tarta la preparé para el día del padre, y nos encantó. Es una tarta muy fácil de hacer y que suele gustar (a mi me encantó y eso que los postres de chocolate no son lo mío).
Hacía tiempo que quería hacerla, pero hace poco probé una que, siendo sincera, no me gustó mucho. Incluso me planteé si hacerla o no (porque aquella no nos había gustado ni a mi novio ni a mi), pero me alegra haberla hecho finalmente. Así que ya saben, aunque hayan probado la Sacher y no os haga tilín, prueben a hacer esta y verán que rica está.


Las cantidades para el bizcocho las saqué de Eva Arguiñano, el relleno no tiene ciencia y la cobertura la hice igual que para otra tarta que había cubierto de chocolate, tarta arco iris de chocolate

Quería poner un vídeo con esta receta, pero la tarjeta de la cámara se negó diciendo que estaba llena, así que la próxima Sacher que haga la grabaré y pondré un enlace para que puedan ver el vídeo. Sin más, les dejo la receta y espero que la disfruten tanto como nosotros:


Ingredientes (para el bizcocho):

- 175 gr mantequilla
- 175 gr azúcar
- 7 huevos
- 175 gr chocolate amargo (yo utilicé chocolate fondant)
- 100 gr harina
- 2 cucharaditas y media de levadura
- 50 gr almendras molidas

Ingredientes (relleno y cobertura):

- Mermelada de albaricoque (utilicé sin azúcar)
- 175 gr chocolate fondant
-  90 ml leche



Preparación:

1º Encendemos el horno a 175º.
2º Separamos las claras de las yemas y derretimos el chocolate a fuego suave o al baño maría, reservamos.
3º Batimos la mantequilla a punto de pomada.
4º Añadimos el azúcar, seguimos batiendo.
5º Vamos añadiendo las yemas una a una, sin añadir la siguiente hasta que se integre la anterior.
6º Añadimos el chocolate fundido, mezclamos.
7º Incorporamos la harina con la levadura y las almendras, mezclamos hasta obtener una masa homogénea y reservamos.
8º Montamos las claras a punto de nieve con la pizca de sal y las añadimos a la mezcla con la ayuda de una espátula y movimientos envolventes.
9º Untamos un molde con mantequilla (o aceite, como es mi caso) y un poco de harina.
10º Vertemos la mezcla en el molde e introducimos en el horno.
11º Cuando pasen 15 minutos bajaremos la temperatura del horno a 150º y lo dejaremos a ese temperatura otros 40-45 minutos más.
12º Sacamos del horno, dejamos templar, desmoldamos y dejamos enfriar completamente (sobre una rejilla si es posible).
13º Cortamos el bizcocho en dos capas y rellenamos con mermelada de albaricoque.
14º Ponemos el chocolate para la cobertura y la leche en un cazo, fundimos a fuego suave mientras removemos.
15º Vertemos la mezcla sobre el bizcocho y repartimos el chocolate por toda la tarta con la ayuda de una espátula de silicona.
16º A mi me gusta dejar reposar las tartas en la nevera de un día para otro y... ¡Qué aproveche!



Consejos y sugerencias:

- Como siempre pincharemos el bizcocho con un palillo antes de sacarlo del horno para asegurarnos de que está hecho.
- Yo utilicé mermelada light, que me resulta menos dulce que la normal. Decidí utilizar esta mermelada porque la tarta que probé hace poco me parecía demasiado dulce.
- Si no tienes espátula de silicona puedes utilizar un cuchillo o algún utensilio que tengas por la cocina y veas que te puede servir.
- Las tartas, como ya he dicho, es mejor dejarlas reposar de un día para otro, se nota tanto en la textura como en el sabor.


¡¡Nos vemos!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario